martes, junio 21, 2005

Mujeres Papota (por Marina Barbera)

Mujer Papota

Las Mujeres Papota, somos payasas en desequilibrio. Esa es la verdad. Y de ese desequilibrio nos alimentamos.
Transformamos nuestros innumerables miedos, desamores, obsesiones, e intimas soledades, en pequeños cuentos de risa.
Sin embargo, ser mujeres vulnerables en estos tiempos de mentiras no es fácil.
Por eso, tal vez decidimos refugiarnos detrás de nuestras narices. Ese punto rojo en el centro de nuestros rostros que ríen y lloran con descaro y sin transición, nos cuida. Nos vuelve poderosas y valientes.
Nuestro espíritu femenino se pone a jugar insolente, con las emociones.
Disfrutamos de las torpezas corporales que nos pertenecen, de las bellas deformidades, de los repentinos ataques temperamentales. Gritamos cuando nos duele el alma, bailamos con poca ropa, saltamos, comemos desesperadas y cantamos suave con vestidos nuevos si nos enamoramos.
Trabajamos casi sin tregua porque estamos buscando algo que parece siempre más grande que nosotras. Y aunque nuestros frágiles cuerpos a veces se deshagan, disfrutamos del cansancio del fin del día porque nos dejamos afectar el corazón, aunque duela, y porque el no darnos por vencidas es nuestra fuerza mas valiosa. De eso se trata ser payasa y mujer. Mujer Papota.

1 Comments:

Blogger Taller de Magia said...

hola desde Chile , soy una mujer payasa tambien , me encanto tu articulo , ser una mujer vulnerable en estos tiempos de verdad es casi una osadia ,un atrevimiento , saludos y abrazos desde Valparaisdo
Chile.

7:53 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home